El agujero de la capa de ozono protege a la Antártida

A pesar de los efectos nocivos del agujero de la capa de ozono, el último estudio del Comité Científico de la Investigación de la Antártida (SCAR) parece indicar que dicho agujero ha protegido a la Antártida del deshielo durante los últimos treinta años. Al parecer el agujero actúa como un escudo que amortigua el impacto del calentamiento global aunque cause otros efectos perjudiciales. El agujero de ozono ha intensificado la incidencia de los vientos fríos, sobre todo los que vienen del polo sur, aislando a la Antártida del calentamiento global que afecta a otras zonas del planeta. Esto explicaría porqué en los últimos 30 años la temperatura del continente antártico apenas ha variado.

Sin embargo, la reducción de los CFC en la atmósfera tendrá como consecuencia que el agujero de ozono será más pequeño en los próximos 50 o 60 años por lo que el proceso podría revertirse y provocar un aumento de temperatura en la Antártida en torno a los 3 grados centígrados . Esto podría ocasionar un aumento del nivel del mar de 1,4 metros en el año 2100. Este aumento sólo sería debido al deshielo de la zona occidental del continente antártico que es la más sensible a los vientos cálidos procedentes del oeste.

El SCAR ya ha enviado su informe a las delegaciones de los países que asistirán a la cumbre del clima que se celebrará en Copenhague.

Más información en la web del SCAR.

 

Foto: Demetrio Calle

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s